Inicio | Editoriales | Columnistas | Notas | Producciones especiales | Links
Acceder a los bienes culturales es un derecho de todo ciudadano y garantizar ese derecho es una obligación de todo funcionario. Creo que esta es una buena ocasión para reiterarlo públicamente.

¿POR QUÉ EL 24 DE MARZO ES FERIADO?

Amigos y patrocinadores devotos:

El pasado 24 de marzo aproveché el feriado, -de feria y éste del latín feriæ- para preguntarme, al igual que nuestro eximio representante del periodismo serio, Samuel Chiche Gelblung ¿por qué el 24 de marzo es feriado? ¿Festejamos algo? ¿La navidad, la muerte de San Martín, el nacimiento de Adam Smith? No. Dicen que es por la instalación del Gobierno Patrio de marzo del '76. De ser así me parecería bien, aunque me huele algo raro, dado que los tiranos Kirchner, por sus antecedentes declaradamente subversivos y por su actitud decididamente perversa frente a las batallas comandadas por la dupla Martínez de Hoz - Videla, siempre estuvieron en contra de festejar el comienzo de esa época de oro.

Incluso pensé en ir a la Plaza de Mayo, de la misma manera que fui a la plaza del sí que organizara brillantemente otro eximio representante del periodismo serio, Bernardo Neustadt, el tío Berni. ¿Se acuerdan?

Para evitar sorpresas encendí el televisor (confieso que tengo un televisor común porque descreo absolutamente de esto de poder tener un LCD en 50 cuotas sin interés en plena espiral inflacionaria) y allí los conductores de TN, otros eximios representantes del periodismo serio, me alertaron que en la Plaza todo iba a ser caos, confusión, violencia e inseguridad. Aparentemente la izquierda apátrida se habría transformado en un poco pátrida e iría a atacar a las huestes kirchneristas encabezadas por las legiones de "Seis, siete, ocho", -evidentemente no saben contar hasta diez- gente vulgar ésta pagada por el gobierno para adorar a un pseudo programa, de una pseuda televisión, con personajes que no son, para nada, eximios representantes del periodismo serio.

Que finalmente no hubiera violencia y que en el acto no se hubieran acuchillado entre sí a la vera de la Pirámide, es un detalle menor. Lo importante era la intención. Porque la intención demuestra el grado de deterioro del abominable régimen K, reflejada claramente, al día siguiente, en los titulares de los diarios, casi todos ellos eximios representantes del periodismo serio

Por suerte, para seguir esta batalla -porque aquí estamos en una guerra- tenemos en el Congreso a eximios representantes del parlamentarismo serio. Eso sí, creo que sería conveniente asegurarse de tener siempre la cantidad suficiente, porque con esta costumbre de que cualquier poseedor de un DNI pueda elegir un diputado o un senador, las cosas no están tan claras como uno -y la gente como uno- quisiera. Cosa que, por suerte, no pasó a partir de aquel glorioso 24 de Martius de MCMLXXVI.

Hasta la próxima.






© 2011 Cultura y Medios     Inicio | Editoriales | Columnistas | Notas | Producciones especiales | Links | Staff diseño y desarrollo