Inicio | Editoriales | Columnistas | Notas | Producciones especiales | Links
Acceder a los bienes culturales es un derecho de todo ciudadano y garantizar ese derecho es una obligación de todo funcionario. Creo que esta es una buena ocasión para reiterarlo públicamente.
"Peter Capusotto es una parodia de las revistas de música"
Leandro Donozo es investigador especializado en música argentina y musicología. Trabajó como redactor en varias de las más destacadas revistas musicales de Argentina. Es autor de los libros "Diccionario bibliográfico de la música argentina" y "Guía de revistas de música de la Argentina 1837-2007" y además es dueño de uno de los archivos más importantes de revistas musicales de todos los géneros. En esta nota repasa la historia de las revistas musicales en el país.

Por Gustavo Kogan


¿De dónde viene tu fascinación por coleccionar revistas musicales?

No es que yo me haya propuesto coleccionarlas. Yo leía revistas de rock cuando era adolescente porque me interesaba la música y me interesaban las revistas como lector, y muchas me fueron quedando. Después empecé a trabajar en muchas de las revistas que yo leía, como Pelo, Generación X, y fui guardando ejemplares.
Cuando estudiaba musicología se dio el azar de trabajar con revistas musicales porque me encargaron actualizar un listado de revistas de música de Argentina para una enciclopedia que se llama New Grove Dictionary of Music, que es la enciclopedia de música más grande que hay en el mundo y se edita en Inglaterra y Estados Unidos. La edición anterior era del año 80 y tenía sólo 30 títulos de Argentina. Entonces yo me puse a investigar y lo que me pasó es que no había colecciones completas en ningún lado, y de algunas cosas no había nada. Y como uno de los datos que tenía que poner eran las fechas en que habían empezado y terminado de salir las revistas, tuve que empezar a investigar, hablar con coleccionistas y comprar ejemplares en librerías de usados porque había más información en todos esos lugares que en las bibliotecas.
Cuando me di cuenta tenía un montón de revistas de un montón de géneros de varias épocas, y así fui armando una colección my ecléctica.

Según tus registros, ¿cuál fue la primera revista de música que se editó en Argentina?

La primera de la que se sabe es por un aviso en diarios de 1829 que decía que se iba a publicar una revista que se llamaba El Orfeo Argentino, y que iba a tener partituras. No sabemos si nunca salió o si se perdió porque no conocemos ningún número.
La primera que sí salió y que se conserva es una de 1837 que se llama El boletín musical, que la publicaba una editorial que se llamaba Gregorio Ibarra. Se conserva en una sola colección de 16 números que está en La Plata. Ahí escribió gente como Alberdi, que después pasó a escribir en la revista La Moda, que también es de música, pero también de cultura y es más conocida desde el punto de vista histórico.

¿Cómo han ido evolucionando las revistas musicales?

Las primeras revistas publicaban sobre todo partituras. Después empezaron a tener más artículos, más texto, pero es difícil trazar una evolución porque hay cosas que estaban en el principio que siguen estando, como las críticas de conciertos, las críticas de discos. Lógicamente lo que ha ido evolucionando es el uso de la imagen, el color, las relaciones con los otros medios, pero creo que la evolución sigue en el mismo camino que el resto de las publicaciones. Lo que pasa es que sabemos muy poco sobre las revistas musicales, hay poco trabajo de investigación sobre el tema y no hay escrita una historia de las revistas de música, es un trabajo que está por hacerse. Entonces yo, después de más de catorce años de estar trabajando en el tema, sigo encontrando revistas de música que no conocía, de todas las épocas.


Algunas de las revistas más trascendentes de la Argentina

Siempre las elecciones son difíciles, pero si tuvieras que destacar las revistas más importantes de la historia, ¿cuáles serían?

Depende de los estilos que tomes. Hay algunas revistas en cada género que son las más importantes o las que más tiempo se editaron. En el género rock, revistas como El expreso imaginario o Pelo son las más importantes que hubo. También sumaría Canta Rock por su influencia y su duración. Pelo es una revista que duró 25 años. El expreso imaginario duró mucho menos, pero fue muy influyente. En el campo del folklore la revista Folklore también duró como 20 años y es "la" revista del género.
En ícono de las revistas de tango es El alma que canta, que salió entre 1916 y mil nueve cincuenta y pico, que más que una revista era un cancionero, pero es el paradigma de las revistas de tango.
Hay otras que duraron mucho y fueron muy influyentes, como Buenos Aires musical que salía cada 15 días y se editó durante 30 años. Ahí se reseñaban todos los conciertos de música clásica que había en Buenos Aires y todos los discos. Después también estaban las revistas como Tribuna musical o Polifonía y, más reciente, Clásica. Esas serían las revistas más importantes.

¿Y cuál es la revista más importante de tu colección?.

Una revista que a mí me parece interesantísima es la revista Lulú, que dirigía Federico Monjeau. Otra que me parece muy importante es El Musiquero, que era una revista más orientada a músicos y la hacía gente que venía más del rock, pero había mucho tango, folklore, jazz era una revista que abarcaba ámbitos muy eclécticos y con mucha profundidad. Hay una revista de la década del 20 que se llama Disonancias que yo siempre pongo como ejemplo para mostrar el nivel de debate que había, la virulencia que había en los debates, de sarcasmo, lo explícitos que eran en algunas discusiones.

¿Todos los géneros musicales tuvieron una revista que les diera difusión?

De los géneros que más revistas hay es de rock y de clásica y eso que las de rock tienen como 50 años menos porque antes de los sesenta no había revistas de rock, mientras que de música clásica se editan desde 1829, entonces la producción es mucho más significativa en cantidad que en otros géneros.
Las revistas de tango y de folklore no son tantas como uno imaginaría, pero sí hay muchas de jazz. Siempre hubo, desde la década del 30. Hay revistas de música bailantera, de música tropical, de chamamé, muchas revistas de guitarras, muchas revistas para músicos. Hay revistas de reggae, de heavy metal, de punk, hay revistas de música electrónica. Puede haber alguno que no tenga, pero son pocas. Hubo hasta una revista de música gallega.

¿Cuántas revistas hay en tu archivo?
El número exacto no lo tengo, pero ahora estamos haciendo un inventario y hoy estamos en 6 mil, pero el total debe ser siete u ocho mil revistas, y va creciendo todo el tiempo.

¿Se perdió el hábito de leer revistas musicales?

A mí me sorprende, pero no. Porque veo que siguen saliendo muchas revistas de música y escucho de mucha más gente que tiene proyectos de hacer revistas de música que no siempre salen. Pero hay un interés social, por decirlo de alguna manera, en la revistas de música, aun cuando me parece que requiere un replanteo salvaje. Yo siempre digo medio en broma y medio en serio que después de internet y de Peter Capusotto las revistas de música tienen que cambiar radicalmente. Buena parte de las funciones que cumplía una revista de música hasta hace 10 o 15 años tiene mucho menos sentido porque existe internet, porque está en los diarios. Hace 15 o 20 años para enterarte de los conciertos de rock que había esperabas a las revistas. Yo para conocer la historia o biografía de un Rolling Stone no tenía Amazon para comprarme un libro y además se traducían pocas cosas al castellano. Entonces uno se enteraba de esas cosas por las revistas. Ahora vas a Wikipedia, o a otros miles de sitios con las historias de las bandas, música para bajar, etc, etc.
En la revistas que salen una vez por mes la información de agenda no tiene sentido porque todo eso ya está publicado en los diarios. Y después el tono, por eso decía que Peter Capusotto es una parodia de las revistas de música, básicamente de rock, argentinas. Hay cosas que ya no se pueden leer con la misma seriedad que antes pero, sin embargo, se siguen editando revistas musicales.

¿Por qué decís que Peter Capusotto es una parodia de las revistas musicales?

A mí me parece que es una parodia de los medios. De la recepción del rock en la Argentina en la década del 70 y principios de los 80. Qué rock se conocía, cómo se lo conocía, cómo se hablaba de ese rock, qué tipo de discurso había sobre el rock. Para alguien que leyó la revista Pelo o El Expreso, está muy clara la parodia de ese discurso. No es a todo el rock y no es una cosa historicista sobre el rock, ni era tanto sobre la música. Por ejemplo, el personaje Luis Almirante Brown que parodia a Spinetta; está la parodia a Spinetta, está muy bien imitada la música, pero todo el discurso sobre lo poético y lo comercial está hecho por alguien que evidentemente leyó entrevistas a músicos y conoce ese discurso de la música comercial, de llegar al público o de ser directo. Hay como un análisis de ese discurso muy fino de conocer el lenguaje de las revistas, de la prensa musical.
A otro personaje, El Porsuigieco, lo encuentran todo barbado escondido debajo de una pila de revistas Pelo en Parque Centenario. Yo no sé cuánta gente sabe que el personaje es por la banda PorSuiGieco y este chiste de que le gusta Porchetto, pero se vuelve loco cuando escucha Noche y día, la canción con la que Porchetto tuvo su pico de popularidad con una música mucho más comercial. Y eso es una polémica típica de las revistas de rock para el público más rockero. O ahora cuando veo una entrevista a Juanse a Fito o a Calamaro después de Pomelo me cuesta tomarlos en serio. De esa forma de hablar, del tipo de cosas que se dicen, cómo se dicen, el tipo de preguntas, el tipo de cosas que se valoran, me parece que todo eso está parodiado allí de manera brillante.

Vos decías que tal vez en los 70 las revistas eran más críticas, ¿qué pasa hoy?

Yo creo que la tolerancia a la crítica y al debate es mucho menor. Hoy leés una crítica ya sea en un diario o en una revista y la confrontación es mucho menor. Yo te pongo el caso de la revista Disonancia de la década del 20 que ponía titulares del tipo "Por qué el Conservatorio Nacional es una institución inútil" con un nivel de explicitud asombroso. O en los comentarios decían "el ignorante crítico del diario La Prensa que de música no sabe nada" y el diario le respondía. En el libro Música y Modernidad en Buenos Aires hay todo un estudio sobre las polémicas entre las revistas de los grupos de Florida y Boedo. Ya no hay ese nivel de explicitud. Vos no encontrás en la revista A que diga "el inútil del crítico de la revista B". Y cuando lo encontrás es un escándalo. Yo creo que aun hoy, en el clímax de la pelea entre Clarín y los medios afines al gobierno no se ve la frontalidad de algunas críticas y algunos debates de revistas de las décadas del 20 y del 30.


Personajes de Peter Capusotto mencionados en la nota.

Luis Almirante Brown
http://www.youtube.com/watch?v=tjje3iNWlPQ
El Porsuigieco
http://www.youtube.com/watch?v=o5hKa9ZUsls


© 2011 Cultura y Medios     Inicio | Editoriales | Columnistas | Notas | Producciones especiales | Links | Staff diseño y desarrollo